Estás en
Home > Salud y belleza > 5 razones para empezar a usar una crema hidratante

5 razones para empezar a usar una crema hidratante

5 razones para empezar a usar una crema hidratante

Hidratar correctamente la piel no solo es un asunto relacionado con la estética, sino con la salud general de las personas. Con la hidratación correcta, la piel consigue protegerse de los daños exteriores y recuperarse de la contaminación, el frío excesivo, el calor, el sol y cualquier otra condición atípica capaz generar consecuencias negativas.

Además de lo anterior, cuando la piel se encuentra bien hidratada es posible evitar enfermedades y el ingreso al cuerpo de pequeños organismo causantes de problemas de salud. Para mantener la piel hidratada, existe una amplia variedad de cremas hidratantes corporales y faciales en el mercado, elaboradas en base a ingredientes naturales y con agradables aromas.

En este sentido, cabe destacar la marca Sabon, que se ha especializado en realizar cremas hidratantes especialmente diseñadas para el cuerpo, siendo una opción muy a tener en cuenta dentro de la oferta existente actualmente en el mercado por la calidad de sus productos. Todas sus cremas contienen aceites esenciales y están libres de parabenos, haciendo que la piel quede realmente suave e intensamente hidratada.

Crema hidratante corporal

Hay cinco razones por las cuales todas las personas deberían utilizar una crema hidratante corporal a diario. Te contamos en detalle sobre esto en las siguientes líneas.

  1. El cuidado de la piel es esencial para la salud. Cuando la piel posee una correcta hidratación, actúa como una barrera cutánea capaz de impedir el ingreso de microorganismos que tienen la capacidad de causar infecciones y hongos. Por si fuera poco, la piel hidratada permite que el bronceado dure mucho más tiempo.
  2. Mantiene la elasticidad y tonicidad de la piel. Con el pasar del tiempo los tejidos comienzan a perder parte de sus nutrientes, lo que causa pérdida de la elasticidad y la tonicidad de la piel. Manteniendo una hidratación diaria adecuada, este efecto negativo del envejecimiento se ve limitado, y la piel logra mantenerse en condiciones óptimas.
  3. Las cremas hidratantes poseen vitaminas y otros nutrientes. Además de hidratar, las cremas nutren la piel, impregnándola con vitaminas, minerales y proteínas sintetizadas que tienen la capacidad de mantener los tejidos en buenas condiciones, reparando daños y sirviendo como antioxidante para retrasar el envejecimiento celular.
  4. Protege la piel cuando hay exceso de frío. La mayoría de las personas tiene la creencia que la deshidratación sólo se produce ante las altas temperaturas; la realidad es que en temperaturas bajas la piel pierde su humectación natural, lo que la hace más propensa a la resequedad y a mostrar un aspecto blanquecino.
  5. Evita la aparición de manchas y estrías. Otro de los efectos resultantes de nutrir e hidratar la piel de manera diaria es la posibilidad de evitar la aparición de manchas y el desarrollo de estrías. Esto se debe a que los nutrientes de las cremas hidratantes estimulan la producción de colágeno, elastina y otras proteínas regeneradoras de  tejidos.

Algunas recomendaciones para el uso de cremas hidratantes

Lo ideal sería que se apliquen cada día justo después de haber eliminado toda la suciedad de la piel durante la ducha. En este punto, la piel se encontrará preparada para recibir los nutrientes contenidos en la crema y su efecto benéfico se verá potenciando. También es importante que la piel sea exfoliada de manera periódica, al menos 1-2 veces por semana.

Siguiendo estos consejos, podremos aprovechar mejor los beneficios que las cremas hidratantes ofrecen para el cuidado de nuestra piel.

Deja un comentario

Top
error: