Estás en
Home > Motor > 6 consejos para comprar piezas de desguace

6 consejos para comprar piezas de desguace

Piezas de desguace

Algunas piezas procedentes de vehículos desguazados todavía tienen una larga vida útil, y pueden ser un buen modo de hacer reparaciones a precios asequibles.

Mantener el coche en buenas condiciones no siempre es fácil ni barato, sobre todo cuando hablamos de un coche al que hacemos muchos kilómetros, o que ya tiene unos cuantos años. Tarde o temprano, y por mucho cuidado que podamos tener, una avería por desgaste o un golpe fortuito puede hacer que se necesite reponer alguna pieza. A menudo es algo muy costoso, y por eso se recurre a un desguace, donde se pueden encontrar estos repuestos originales a menor precio.

En https://www.desguaces.eu/ dan algunos consejos útiles para ahorrar, no solo en dinero sino también en tiemp,o a la hora de comprar las piezas que necesitas.

Lleva ropa vieja o un mono

Si te gusta meterte en el desguace para coger tú mismo las piezas, lo mejor es que lleves ropa adecuada, que no te importe manchar. Ten en cuenta que a pesar de estar sobre un suelo de hormigón o asfalto, los coches amontonados en los desguaces tienden a estar bastante sucios, por los restos de aceite y otro tipo de líquidos que pierden, por estar al aire libre cuando llueve, etcétera.

Si no tienes un mono de trabajo, puedes recurrir a prendas viejas que tras usarlas se puedan tirar o dejar para otra ocasión similar.

Ve con tus herramientas

Aunque hay desguaces en los que el personal desmonta las piezas que quieres por ti, en otros tendrás que ser tú quien se encargue de hacerlo. Por eso, lo mejor es tener una caja de herramientas a mano, con lo que necesites para retirar los recambios de manera adecuada. Puedes llevar un pequeño maletín o una mochila, para no agotarte mientras caminas por el desguace, sobre todo en los más grandes.

Antes de ir, pregunta si tienen la pieza

Algunos centros de recuperación de vehículos cuentan con un número de teléfono para que puedas consultar si hay existencias de la pieza en cuestión. Es una buena idea hacerlo, sobre todo si está lejos y no quieres darte el viaje en vano, o si tienes muy claro lo que estás buscando y necesitas aprovechar el tiempo.

Piezas nuevas en un desguace

Compra las piezas en Internet

La red es una buena fuente de información para casi todo, y las piezas de coche no son una excepción. Puedes hacer una búsqueda por modelo, categoría o referencia, e incluso buscar en otras zonas aparte de donde vivas. Así, en caso de que a tu alrededor no esté el repuesto que buscas, podrás saber si está disponible en otro lugar y pedirlo, lo que en muchas ocasiones seguirá saliendo más barato que comprar la pieza nueva.

¿Piezas nuevas en un desguace?

Tal vez te sorprenda, pero en los desguaces, a veces puedes encontrar repuestos sin estrenar. Y no hablamos de que el coche en el que se montaron sufriera un siniestro justo al salir del concesionario, sino de piezas recién salidas de fábrica, como faros y algunos otros elementos.

A veces merece la pena mirar los precios de estas piezas, porque la diferencia entre una usada y la misma, nueva, puede ser bastante pequeña, e igualmente te puede compensar.

Motores completos

No te sorprendas si al llegar al desguace te encuentras con motores completos, ya que algunos coches tienen daños estructurales, pero el propulsor es encuentra en perfecto estado. Para asegurarse de eso, se prueban y se anota el kilometraje, para ponerlo a disposición de quien necesite un motor completo. Es mucho más barato que si tienes que poner uno nuevo, o una buena cantidad de piezas si has sufrido daños.

Si por alguna razón el motor da fallos, podrás cambiarlo por otro, aunque la mano de obra de montar y desmontar correrá por tu cuenta, eso sí.

En resumen, comprar piezas en desguaces es una interesante forma de ahorrar sin renunciar a la calidad, siempre y cuando, se sepa hacerlo bien.

Deja un comentario

Top
error: