Estás en
Home > Tarot > El tarot egipcio

El tarot egipcio

El tarot egipcio

Egipto es una de las civilizaciones primigenias de la humanidad, la cual ha traído mucho conocimiento al mundo, sirviendo para el desarrollo del hombre. Sus dioses les ayudaron a lograr avances que han beneficiado a muchas personas, incluso en las artes ancestrales de adivinación.

Se cree que el egipcio Thoth, Dios de la sabiduría, los conjuros y los hechizos mágicos, recibió un juego de 22 láminas de oro que entregó a los hombres. Este juego, uno muy singular, captó la atención de muchas personas, quienes se convirtieron en fanáticos. Después, misteriosamente desapareció, resurgiendo en 1780, cuando se volvió a utilizar y se transformó en una herramienta de adivinación popular.

imagen tarot telefono 806

En la actualidad, el tarot egipcio tiene 78 imágenes arquetípicas que al combinarse muestran patrones de conducta, acciones y actitudes que en ocasiones negamos ver en nosotros mismos.

¿Qué es el tarot egipcio?

Uno de los oráculos más viejos y apreciado por la fuerza mística que encierra es el tarot egipcio. El tarot egipcio es muy realista, tanto así, que sus figuras parecen saltar de las cartas, lo que facilita su lectura e interpretación. Leer la baraja egipcia, se transformó, rápidamente, en una manera de entender lo oculto y el arte de la adivinación.

Origen del tarot egipcio

Se dice que el origen del tarot egipcio está ligado al gran libro de Thoth, debido a que éste era el Dios de la sabiduría y del tiempo. Básicamente, Thoth era un Dios capaz de predecir el futuro, razón por la que era consultado por los faraones, quienes junto a los sacerdotes interpretaban los astros.

Estas consultas permitían a los faraones saber más acerca del porvenir y se cree que les dio ventaja frente a otras culturas.

Según la leyenda, el primer tarot egipcio tenía 108 tablas talladas en oro, que representaban las figuras de los Arcanos Mayores y los Arcanos Menores.

El tarot egipcio

Significado de las cartas del tarot egipcio

Las cartas del tarot egipcio se clasifican en dos grupos:

Arcanos Menores

Los Arcanos Menores son 56 cartas que contienen escenas cotidianas.

Arcanos Mayores

Los Arcanos Mayores son 22 cartas numeradas, las más importantes durante el proceso de adivinación:

  1. El Mago – El Hombre
  2. La Sacerdotisa – La Mujer del Mago
  3. La Emperatriz – Madre Divina
  4. El Emperador
  5. El Jerarca
  6. La indecisión – El Enamorado
  7. El Triunfo – El Carro de guerra
  8. La Justicia – El Arcano de Job
  9. El Eremita – La Inacción
  10. La Retribución
  11. La Persuasión – El León Domado
  12. El Apostolado – El Sacrificio
  13. La Inmortalidad – Muerte y Resurrección
  14. La Templanza – Matrimonio, asociación
  15. La Pasión – Tifón Bafometo
  16. La Torre Fulminada – La Fragilidad
  17. La Esperanza – La Estrella
  18. Crepúsculo – Enemigos Ocultos
  19. La Inspiración – El Sol Radiante
  20. La Resurrección
  21. El Regreso – La Verdad – La Corona de la Vida
  22. El Loco

La baraja egipcia

Si sumamos las cartas de los Arcanos Menores y Mayores, tenemos que la baraja del tarot egipcio está conformada por 78 cartas. Las figuras que muestran las cartas de la baraja egipcia son escenas del antiguo Egipto, identificables con facilidad, por los estudiosos de la civilización egipcia.

Estas escenas reflejan situaciones buenas y malas que se presentan en la vida cotidiana de cualquier persona. En la parte superior de cada carta hay un Dios, mientras que en la parte inferior hay un símbolo que da sentido a la carta y orienta su interpretación.

Mediante los símbolos místicos, números y signos astrológicos, los Arcanos Mayores representan la evolución humana y los Arcanos Menores, el lado mundano de la vida que nos toca vivir.

Los arcanos, en general, se interpretan como misterios secretos a resolver a través de la interpretación, es decir, que cada arcano esconde un secreto. Por ello, se dice que cada arcano lleva un mensaje, codificado con símbolos y signos esotéricos, a ser descubierto durante la lectura de las cartas.

El mensaje de cada arcano tiene dos valores, uno espiritual y otro adivinatorio, que pueden traducirse en una información específica, una recomendación e inclusive, en una advertencia.

Las 22 cartas de los Arcanos Mayores tienen los secretos más grandes y muestran personajes y escenas cargados de simbología. Por eso, en una lectura usualmente se sacan 4 cartas de los Arcanos Mayores, ya que son las más importantes cuando se interpreta el tarot egipcio.

En relación con las 56 cartas de los Arcanos Menores, éstas tienen secretos más pequeños y muestran escenas cotidianas de la vida. La baraja egipcia es considerada mágica y sagrada, por lo que para interpretarla hay que conocer las cartas, entenderlas, sentirlas y conectarse con su energía.

Realiza también una tirada gitana de tarot.

Lectura de cartas egipcias

La combinación de las imágenes de las cartas de los Arcanos Mayores y Menores permite la interpretación que será revelada a quien haga la lectura de las cartas egipcias.

La conexión energética del tarot egipcio es de tal magnitud que es capaz de brindar todas las respuestas que se busquen. No hay un procedimiento específico para leer estas cartas, ya que cada tarotista usa su propio método, de acuerdo con su experiencia. Pero, lo que es realmente importante en una lectura de cartas egipcias es que sea simple de explicar y que otorgue las respuestas que se requieren.

Respuestas que ayuden a quien consulta a resolver dudas, miedos o indecisiones, sabiendo que no determinan su futuro, sino que son una guía. Ya que aunque se tengan respuestas, dadas por la lectura, cada persona es dueña de su propio destino.

Aprender a hacer una lectura de cartas egipcias, requiere de conocimiento y habilidades para interpretar lo que la baraja muestra. No es necesario memorizar información, solo se requiere comprender la simbología de cada carta e ir interpretando lo que ve, de forma tal que ayude a crecer al consultante.

La lectura de cartas egipcias es un ritual en el que se eligen 4 cartas, donde la primera representa el presente de lo que se consulta. La segunda carta representa el futuro, la tercera nos muestra las ideas que tenemos, lo más íntimo y psicológico y la cuarta carta da la respuesta a lo que preguntó el consultante.

Deja una respuesta

Top
error: