Estás en
Home > Cocina > Cómo alimentarse después de los 40

Cómo alimentarse después de los 40

alimentarse

A partir de los 40 años, el ser humano inevitablemente empieza a perder facultades, como energía, masa muscular o masa ósea, incluso es más difícil subir o bajar de peso. Es por ello, que te daremos algunas recomendaciones para disminuir el deterioro de tu organismo, aprendiendo cómo alimentarse en esta etapa.

Ahora más que nunca es importante que comas mínimo seis veces al día. Sobre todo de manera balanceada y sin restricciones. Tu cuerpo necesita dulce, necesita grasa y necesita calorías, sobre todo si eres una persona activa y planeas seguir siéndolo.

Algunos alimentos importantes

Alimentos como queso, yogurt, almendras o leche te beneficiarán muchísimo, pues en esta nueva etapa de tu vida, a tus huesos les cuesta cada vez más absorber el calcio que contienen los alimentos.

Aumenta el consumo de proteína para que no sea tan drástica la pérdida de masa muscular que siempre has tenido. Y, si puedes, acompáñala de algo de ejercicio, para reforzar e incrementar esta ayuda que le estás dando a tu cuerpo. Además, te llenará de energía.

Los alimentos antioxidantes te ayudarán a enriquecer y fortalecer tu piel. La pondrán más brillante y disminuirán los riesgos de que se vuelva más fina y vulnerable. Consume alimentos como huevos, brócoli, zanahorias, cereales o pescados.

Los frutos rojos son excepcionales, sobre todo si hablamos de frambuesas. Están llenas de fibra, y puede ayudarte si tiene problemas con los ácidos estomacales.

Para alimentarse después de los 40 es importante aumentar el consumo de leguminosas como lentejas, frijoles y soya. Estos están llenos de fibra y pueden ayudarte con la digestión. Además, puede ayudarte un poco a prevenir casos de hipertensión arterial y a controlar tu peso.

Alimentarse cuidadosamente

Uno de los consejos más comunes es disminuir lo más posible el consumo de sodio, por lo que debes dejar de cocinar tan salado y empezar a evitar las comidas enlatadas, que aunque son cómodas y rápidas, están repletas de sodio.

Las salchichas o los embutidos son carnes procesadas que están llenas de sodio. También debes evitar lo más posible las comidas fritas. No significa que nunca más debas comerlo, pero reduce la regularidad de consumo a una o dos veces cada dos semanas.

El azúcar en presentaciones industriales es bastante nocivo. Intenta consumir galletas o postres hechos en casa, con bastante control del azúcar. Esto también puede ayudar a mejor la piel, el cabello y el humor.

Evita los alimentos o los productos que dicen ser light o sin azúcar, pues generalmente utilizan endulzantes artificiales, que también suelen ir de la mano con niveles elevados de sodio y harinas refinadas.

Los lácteos son muy beneficiosos para la salud de cualquier persona, sin importar su edad. No intentes dejarlos o sustituirlos para intentar bajar de peso.

Deja un comentario

Top
error: