Turismo en Corea del Norte

Turismo en Corea del Norte ¿es posible?

Realmente no hay nada que detenga a un turista determinado a llegar al sitio que desee. Corea del Norte no es el lugar al que pueda renunciar un viajero decidido a conocer esa parte del planeta con más de 50 años de aislamiento.

Una persona dispuesta a conocer Corea del Norte debe saber que está optando por un lugar en el que el turismo es escaso y controlado por el gobierno.

Lo que debes saber

Empezando por los permisos para poder entrar al país, los cuales debe tramitar con un mes de antelación, aproximadamente, y en una agencia de viajes oficialmente autorizada por el gobierno norcoreano.

Vale decir que de ser periodista o de nacionalidad surcoreana o japonesa, tendrás más dificultades para obtener la visa. De lo contrario, podrás formar parte de los 1.500 visitantes occidentales que recibe cada año Corea del Norte, y otros miles de asiáticos.

Una vez hechos los trámites, el turista debe estar dispuesto a someterse a las reglas y condiciones que establece el gobierno. Este país socialista controla desde los sitios que va a visitar hasta el hospedaje, la comida, las fotografías y las conversaciones. El turista no puede hablar con gente que consiga en las calles de Corea del norte.

Al llegar a la capital, Pionyang, conoce a los dos guías y un chofer que asignan por cada turista, quienes lo acompañarán incluso en el hotel donde pasarán las noches con los gastos pagados por el propio turista.

Una vez la presentación de rigor, se debe entregar el pasaporte a los guías quienes lo entregarán a otras autoridades y no lo devolverán hasta que termine el viaje y se vaya a abordar el vuelo de salida del país.

¿Qué ver en Corea del Norte?

La primera visita obligada, en el sentido más literal de la palabra, es a las estatuas de 15 metros de altura de los líderes norcoreanos Kim Il-sung y su hijo Kim Jong-il en Pionyang. Aquí los turistas deben hacer una reverencia y una ofrenda floral.

El turista tiene una agenda muy apretada, pues a partir de las 7 de la mañana y hasta las 8 de la noche tiene un programa de visitas a diferentes lugares como monumentos y estatuas. Estas se ubican en la colina Mansu, la torre Juche, un obelisco de 170 metros de altura que culmina en la cúspide en una antorcha de 20 metros de altura.

El arco del triunfo, es el más grande del mundo, tiene 70 metros de altura.

Además están el conjunto de tumbas de Koguryo, primer sitio declarado Patrimonio de la Humanidad en Corea del Nortel. El palacio de los niños, donde los niños realizan actividades extraescolares y es centro del desarrollo de talentos.

Otros lugares incluidos en el itinerario son el sur del país, frontera con Corea del Sur donde está Panmunjom, zona desmilitarizada. Y, si es verano, se puede visitar el monte más alto de Corea, Baektu, un volcán extinguido con vistas impresionantes.

¿Cuánto cuesta?

El costo de un viaje turístico a Corea del Norte depende del número de personas que realice el mismo viaje. Si es una persona sola, cuesta entre 2.800 y 3.000 euros, precio que incluye transporte, dos guías, chofer, traductores y propinas, en hoteles de cuatro estrellas donde está todo incluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: