Estás en
Home > Economía y negocios > Estados Unidos vs China: la guerra comercial de los dos gigantes

Estados Unidos vs China: la guerra comercial de los dos gigantes

Estados Unidos vs China

Las mayores guerras de nuestro tiempo, parecen ser sin armas, tal es caso del conflicto entre Estados Unidos y China; una disputa de dimensiones gigantescas, que está generando consecuencias en el mundo entero, y que amenaza con seguir escalando de forma peligrosa. Aquí te contamos lo que debes saber del conflicto.

Cómo empezó la guerra comercial entre EEUU y China

Como un intento de corresponder a sus promesas de campaña, el presidente de los EEUU, Donald J. Trump, detonó en marzo del 2018, una cruzada financiera, para empezar a nivelar la balanza comercial entre su país y China, buscando generar más empleos y fortalecer su industria local.

Guerra comercial entre EEUU y China

Para esto, comenzó generando inéditos aranceles a algunas de las principales importaciones procedentes de China, como el acero y el aluminio. China no se quedó con los brazos cruzados, y también respondió con aranceles a algunas de las principales exportaciones estadounidenses, como la soya y demás productos agrícolas.

Las imposiciones mutuas, han generado que al día de hoy, ambos países acumulen ya, nuevos o mayores impuestos, en más de un centenar de productos.

Consecuencias graves del conflicto comercial 

A pesar de que China intentó mediar a través de la OMC; el conflicto continúa escalando a nivel global. Uno de los episodios más críticos ha sido el de la compañía china Huawei, que se posicionaba como uno de los principales competidores en tecnología.

Aunque aún no se muestran evidencias contundentes al respecto, EEUU acusó que esta empresa, estaba haciendo labores encubiertas de espionaje a través de sus dispositivos, en favor del gobierno chino, lo cual no solo detonó una ola masiva de rompimientos comerciales, incluidos algunos esenciales como Google (dueño de su sistema operativo), sino que esto también fue evidencia de una nueva fase del conflicto, a través del poder de las corporaciones privadas; pero en un mismo sentido, buscando reducir la creciente influencia china a nivel mundial.

Compañía china Huawei

Y a pesar de que Trump, ha negado que esto se trate de una “guerra comercial”, de forma implícita lo ha reconocido, al acusar a sus antecesores de haber adoptado políticas que provocaron que Estados Unidos perdiera terreno “en la guerra”, al aumentar de forma exorbitante las importaciones provenientes de países como China, en comparación con sus exportaciones hacia la misma nación asiática.

¿Quién perderá esta guerra?

Aunque no es sencillo saber cual de los gigantes sucumbirá primero, la realidad indica que quienes parecen estar empezando a perder la guerra, son los consumidores, ya que al incrementarse los aranceles, tanto en materias primas, como en productos fabricados, los costos de una gran variedad de productos y bienes de consumo, también están creciendo.

Por ejemplo, productos de calzado o vestido, han incrementado su precio, entre un 10 y un 20%, a raíz de que inició el conflicto; y de acuerdo a las últimas proyecciones, como las emitidas por la  asociación de Distribuidores y Minoristas del Calzado de los Estados Unidos, se tiene previsto ya un aumento de al menos el 37%.

Esto afecta no solo a consumidores de estos países; por ejemplo, si tienes un smartphone, aunque la marca sea estadounidense, muy probablemente tiene componentes ensamblados en China, lo que también estará incentivando un aumento en su precio final al consumidor.

Es por esto que gran parte de los reflectores globales, apuntan a este conflicto comercial de proporciones inéditas, y que amenaza con seguir escalando. Y aunque esto, de forma paralela, a abierto posibilidades a diversos mercados -principalmente emergentes- para entrar en competencia, por otra parte también pone en riesgo la estabilidad de múltiples industrias, amenazando también las billeteras de los consumidores de todo el mundo.

Deja un comentario

Top
error: