Estás en
Home > Salud y belleza > Consejos para cuidar la piel sensible en otoño

Consejos para cuidar la piel sensible en otoño

Cuidado piel sensible

La climatología propia del otoño conlleva una serie de inconvenientes para la piel. De hecho, durante esta época del año, la piel es más propensa a secarse, llegando a producir fuertes picores. Además, si a esto le sumamos los daños producidos por la exposición al sol durante el verano, obtendremos una piel muy dañada y muy sensible a las posibles agresiones causadas por los cambios en las temperaturas y en el nivel de humedad del ambiente.

Por este motivo, es fundamental establecer una rutina diaria de cuidado facial durante el otoño, especialmente si se tiene una epidermis sensible. Debido a esto, a continuación te ofrecemos una serie de pasos a seguir si quieres mantener la piel fresca y cuidada.

Límpiala

Toda rutina de cuidado de la piel empieza por una buena limpieza. De este modo, en primer lugar, deberemos desmaquillarnos empleando limpiadores faciales especialmente indicados para pieles sensibles. Asimismo, una o dos veces por semana, deberemos exfoliar la piel para garantizar su regeneración. No obstante, es importante no exfoliarla en exceso, ya que de esta manera podríamos llegar a provocar irritaciones y elevados niveles de sensibilidad en la piel.

Cuidar la piel sensible

Para realizar una buena limpieza facial también será imprescindible optar por productos de calidad, que se adapten a las características de nuestra piel y que garanticen unos estándares de calidad aceptables. Aunque actualmente existen una gran variedad de casas en el mercado, la marca Clinique continúa siendo una de las grandes líderes en lo relativo al cuidado de la piel.

Hidrátala

La hidratación es un paso substancial en cualquier rutina de cuidado facial. De este modo, una buena hidratación es la mayor garantía de una piel joven y flexible, ya que si no la cuidamos lo suficiente, la epidermis de la cara acabará por contar con manchas, celulitis o flacidez. La hidratación es, igualmente, el mayor antídoto contra la aparición de los signos del envejecimiento, concretamente de las arrugas. Para mantener conservar una piel perfectamente hidratada deberemos aplicar, por lo tanto, una crema facial por lo menos una vez al día, preferiblemente por las mañanas.

A la hora de escoger una crema facial deberemos tener en cuenta si tenemos una piel sensible o no, ya que los productos a utilizar serán distintos en función de cada caso. Así, tendremos que considerar cuestiones como nuestro tipo de piel y edad. Otros aspectos que deberemos tener presentes para escoger una crema facial serán el grado de protección solar y si ha sido testada bajo control dermatológico.

Cuídala

Para cuidar la piel adecuadamente no hay nada mejor que realizar algún tratamiento específico cada cierto tiempo. La forma más sencilla y rápida de hacerlo es aplicando alguna mascarilla hidratante como mínimo una vez a la semana. De este modo, se evitará que la piel se irrite con facilidad, potenciando que esté sana e hidratada.

En este caso, también resultará clave acertar con los productos adecuados. En este sentido, es recomendable ajustarse a los productos diseñados para cada tipo de piel, no utilizando cremas o limpiadores orientados a epidermis diferentes a la nuestra.

Deja un comentario

Top
error: